Nuestros valores: formación, crecimiento, responsabilidad

El paso de la Universidad al mundo laboral, es uno de los más complejos y difíciles. Engineering apuesta por los jóvenes, invirtiendo en el crecimiento de sus competencias. Uno de nuestros distintivos es que nuestros profesionales van creciendo y desarrollándose a lo largo de su carrera profesional dentro de la empresa, realizando sueños y expectativas.


Formación

Realizada a todos los niveles, de manera constante y enfocada a cada necesidad, desde la básica hasta los niveles más altos. Porque el mercado de las tecnologías de la información y de la consultoría, evolucionan de forma muy rápida. La Escuela de IT & Management "Enrico Della Valle" de Engineering proporciona cada año 20.000 días/persona de formación técnica, metodológica y de actitud. 5 sedes, 16 aulas equipadas, 200 profesores entre internos y externos, plataformas de E-learning que simulan proyectos, situaciones, ejemplos de negocios y tecnologías, como en los desafíos a los que se enfrentan cada día en las distintas áreas.

Responsabilidad

Llevar una empresa requiere responsabilidad a todos los niveles. En Engineering prevalece la cultura del saber hacer, se trabaja por objetivos en un entorno acogedor con compañeros de trabajo jóvenes e incentivados. Nuestra organización interior, basada en la meritocracia, deja espacio a la capacidad de gestión difundida, la autonomía de las elecciones y al principio horizontal de delegación.  Sobre estos valores, organizamos nuestro crecimiento desde hace treinta años. Nuestra manera de hacer empresa es un modelo de éxito que hemos contado en tres libros publicados por “Il Sole 24 Ore” y “Guerini e Associati”.

Crecimiento

En Engineering, la búsqueda de la calidad premia el mérito, el talento y la iniciativa.  Nuestros gerentes son capaces de distinguir y elegir a aquellos que más valor aportan, en cuanto que ellos a su vez, fueron escogidos en base a su valor. Liderazgo, entusiasmo del equipo de trabajo, visión de negocio, habilidad en la resolución de los problemas, colaboración y compartición de objetivos, emergen gracias a un entorno de trabajo en el cual prevalece el juego de equipo y la rapidez en la toma de decisiones.

1